La Cuenca Amazónica



La Amazonía es la selva tropical más extensa en el mundo!

 

La Amazonía abarca un área de 7.6 Mio de km². Su nombre deriva del río Amazonas, que con sus 6500 km es el más largo del mundo!

 

Esta superficie supera en su magnitud el área que ocupa la Unión Europea que con sus 27 países abarca 4.3 Mio de km². La selva amazónica comparte territorios soberanos de nueve países: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guayana, Guayana Francesa, Perú, Surinam y Venezuela. La mayoría de la fauna y flora existente en nuestro planeta viven y se reproducen en esta zona tan rica en su diversidad. La Amazonía es a su vez el domicilio de más de 450 pueblos indígenas. Estas poblaciones pertenecen a diferentes grupos linguísticos y culturales. Sin embargo, tienen en común una característica fundamental: el respeto profundo hacia la naturaleza, que es su madre tierra.

 

La Amazonía con toda su magnifica biodiversidad es un sistema tropical muy complejo que se mantiene en equilibrio por si mismo. La diversidad y poder de adaptación de la fauna y la flora existente en la Amazonía además de resistir a la intervención externa tiene al mismo tiempo la capacidad de regenerarse por si misma. No obstante, esa capacidad estabilizadora tiene sus límites..

 



El ecosistema amazónico

Las óptimas condiciones climáticas en el ecosistema de la Amazonía han favorecido el mantenimiento de una amplia biodiversidad. Solamente la flora cuenta con 45.000 especies. En un área de 200 km cuadrados por ejemplo se cuentan 500 especies de árboles y 93.000 plantas distintas.

 

En la región del Amazonas existe una variación de temperatura diurna, es decir, que las diferencias entre las temperaturas diarias y nocturnas son más altas que la diferencia entre el mes más frío y más caliente del año. En parte se habla de ‚las estaciones’ de las aguas altas y bajas. Las oscilaciones del nivel de las aguas llegan hasta los 15 metros, algunos árboles llegan a tener agua hasta sus copas. Gracias a estas condiciones, se pueden desarrollar diferentes tipos de pluviselvas.

 

Principalmente se distingue entre: la tierra firme (las pluviselvas clásicas tropicales de las tierras bajas), la selva campina (tieras especialmente bajas en sustancias nutritivas) y la barsea Ipagó (bosques inundados tropicales). En total, la diversidad de los árboles se calcula cerca de 3.000 especies (los bosques en Europa Central abarcan cerca de 50 especies de árboles).